28 octubre, 2018

DOMINGO 30º DEL TIEMPO ORDINARIO



¡Levántate! Jesús Abrirá Tus Ojos

A veces nos sentimos como ciegos, andando a tientas en la oscuridad, o incluso aturdidos, sentados descorazonados a la orilla del camino.

No vemos dónde estamos o hacia dónde vamos; no podemos discernir sobre qué tenemos que creer u obrar.

Si al menos nos volviéramos a Jesús y le dijéramos: “Señor, que vea de nuevo.”

Que el Señor restaure nuestra visión de tal forma que podamos seguirle en el camino que nos señala.

Sea ésta nuestra plegaria de  este domingo.









21 octubre, 2018

DOMINGO 29º DEL TIEMPO ORDINARIO


El Poder es Peligroso

¿Han notado ustedes cómo en su campaña para un puesto o cargo público la mayoría de los políticos emplean la palabra “servicio”?

Ponen mucho énfasis en que quieren ser  los servidores del pueblo, y ser elegidos para poder servir.

Pero, una vez han sido ya elegidos, ¿a quién sirven?

La mayoría, por lo general, se sirven primeramente a sí mismos y después obligan al pueblo a servirles.

Nunca debiera ser ésta la forma de actuar en la Iglesia.

Los cristianos encargados de algún ministerio en la Iglesia y todos los bautizados deberíamos tener la ambición de servir los unos a los otros y, de esta manera, servir a Dios.

Así actuó Jesús. Le pedimos hoy a él que sepamos seguir su camino.




09 octubre, 2018

DOMINGO 28º DEL TIEMPO ORDINARIO



El Señor Nos Invita

Qué felices somos cuando, de vez en cuando, el Señor nos invita a encontrarlo a un nivel más profundo, más allá de nuestra vida disipada y trivial:

Sea en momentos de oración personal, o escuchando la palabra que él nos dirige, o en nuestra acción de gracias después de la comunión, o al admirar la belleza de su creación...

Cuando lo encontramos de verdad, él siempre nos cambia, porque -lo queramos o no- siempre nos invita a seguirlo más radicalmente.

Pero, desgraciadamente podemos rechazar su invitación, como ocurrió con el joven rico que encontraremos en el evangelio de este domingo.

La tristeza de Jesús por nuestras opciones superficiales lo entristece, ya que nos quiere de verdad.

Pidamos al Señor en este domingo que sepamos seguir siempre y con alegría su llamado e invitación.




07 octubre, 2018

DOMINGO 27º DEL TIEMPO ORDINARIO


Que Nuestro Amor Perdure

El deseo ardiente del esposo y la esposa en el día de su matrimonio es: ¡Que nuestro amor no se marchite; que dure!

Esto no es solamente un deseo de Dios para ellos, sino que es su mismísimo mandamiento.

Dios quiere que la unión de los esposos en amor sea como su propio amor hacia su pueblo: fiel, fuerte, perenne, una verdadera alianza de amor.

Con todos los matrimonios, con todos aquellos a quienes la amistad vincula juntos, con todas nuestras comunidades cristianas, estamos hoy ante el Señor y le pedimos:

¡Que nuestro amor, de los unos a los otros,  sea fuerte, fiable, fiel!